Hemos leído...

Buffettología: los secretos del más grande al descubierto

“Lo que cuenta son las cuentas, y lo demás son cuentos” Emilio Botín Sanz de Santuola.

Debo confesar que si bien sigo las técnicas de Warren Buffett para invertir en Bolsa y seleccionar los valores en los que quiero invertir, no había comprado Buffettología, publicado en España por Gestión 2000, hasta el verano pasado y ya lo he leído en tres ocasiones.

El propósito de los autores, Mary Buffett, su antigua nuera, y David Clark, analista financiero, es acercarnos a la filosofía de Buffett, que opino que lo hace con bastante corrección, aunque me plantea alguna duda que el Oráculo de Omaha fuera tan abierto a la hora de compartir su “receta secreta”, si es cierto que exista.

En opinión de los autores, al invertir en Bolsa es muy importante tener en cuenta a las acciones desde una perspectiva empresarial y analizar el negocio que está detrás de dicho valor. Si se conoce a la empresa en la que se está considerando invertir, se podrá tomar una decisión que implique un menor riesgo.

Por tanto, el primer paso consiste en analizar si se está comprando una acción que goza de un monopolio del consumidor. Es decir, una empresa que no ofrece un producto genérico, o commodity, sino que el mercado tiene que pasar por ella. Por no recurrir a la tan manida Coca-Cola, y por dar ejemplos autóctonos, podríamos mencionar BME, AENA, etc. quienes:

  • gozan de cierta ventaja competitiva que dificulta o impide la entrada de la competencia.
  • su marca es un referente en su sector
  • no necesitan una excesiva inversión en inmovilizado
  • reciben unos flujos de caja generosos de modo recurrente
  • tienen poca o ninguna deuda
  • productos de baja tecnología que no requieran de unas elevadas inversiones o mejoras contínuas

Como ejemplo un éxito, que es Apple, aunque se ve que tuvo que esperar a que se divorciara su hijo para que no se cumpliera el último requisito 🙂

Y como ejemplo un fracaso, que fue Google, y que en la última Conferencia de Accionistas de Berkshire Hathaway reconoció que no supo ver el potencial publicitario en su momento, y que con su guasa habitual dijo que “sonaba la caja registradora cada vez que se hacía click”.

Una vez pasado el filtro que determina si goza de un cierto monopolio del consumidor, se deben hacer 9 preguntas con las que se conoce si es un negocio excelente:

  1. ¿Es un negocio que tenga un monopolio identificable?
  2. ¿Sus beneficios son sólidos y crecientes?
  3. ¿La empresa está financiada prudentemente?
  4. ¿Obtiene continuamente la empresa una tasa elevada de rentabilidad del capital de los accionistas?
  5. ¿Retiene la empresa sus beneficios?
  6. ¿Cuánto tiene que invertir la empresa para mantener las operaciones actuales?
  7. ¿Puede la empresa reinvertir los beneficios no distribuidos en nuevas operaciones de negocio, en expandir sus operaciones o en adquirir sus acciones? ¿Cumple bien la dirección este cometido?
  8. ¿Puede la empresa ajustar los precios según la inflación?
  9. ¿Incrementará el valor añadido de los beneficios no distribuidos el valor de mercado de la empresa?

Finaliza esta primera parte del libro con algún ejemplo de empresas excelentes y con una recomendación sobre cuándo se debe vender.

La segunda parte es la que da “cuentas” al libro, y propone valorar las acciones en relación al interés que ofrece una Obligación del Estado y nos aproxima a los conceptos de rentabilidad y valor futuro de una inversión. Al igual que ellos, desconozco las técnicas reales de valoración que emplea Warren Buffett, pero su aproximación me parece un poco banal, dado que  los tipos de interés de los Bancos Centrales nunca han estado tan bajos como durante estos 10 últimos años , lo que haría que muchas inversiones se consideraran rentables en este momento, y sin duda Buffet demuestra que sus inversiones se basan en el muy largo plazo.

No obstante, para quien no tenga experiencia comprando acciones en Bolsa, la sección “Buffettología Avanzada” es enormemente útil como primer paso en la valoración de una acción. Personalmente opino que está demasiado simplificado, y que cometen ciertos errores fundamentales para quien conoce las matemáticas financieras, y que en ningún caso Buffett utilizaría el ratio PER (=Precio de la acción / Beneficio por Acción) para valorar una empresa, tal y como sugieren en el libro.

004

Aunque no suelo desvelar el contenido de un libro, me veo obligado a compartir la lección que más me ha ayudado en este libro, que es la pregunta que todo inversor debería hacerse: “Si yo pago X por acción, dada la realidad económica de la empresa, ¿cuál es la tasa de rentabilidad compuesta anual que puedo esperar que me produzca durante 10 años?

Esta pregunta transmite la importancia de comprar con un margen de cobertura, tal y como comentan a lo largo de todo el libro, dado que un precio u otro hará que los beneficios por acción recurrentes sean superiores o no a la media de los índices bursátiles.

De igual modo, conviene revisar y aprenderse una serie de preguntas muy acertadas a la hora de considerar cualquier inversión y determinar si es la empresa en la que se quiere invertir.

El resumen es que es un libro muy recomendable, pero es tan solo un paso más dentro del amplio proceso que lleva un análisis de cualquier valor. Pero insisto que si se toma como primer paso en Bolsa, el margen de error se reducirá notablemente, dado que primero se estudia el tipo de empresa en el que se quiere invertir y después el precio determina si se compra la acción o no.

#economiaenunaservilleta

Anuncios

Un comentario sobre “Buffettología: los secretos del más grande al descubierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s